Historia de la cerrajería

Si eres un ávido estudioso o simplemente deseas conocer un poco más sobre el mundo de la cerrajería que tanto te apasiona, entonces te has encontrado con el artículo indicado. En lo consecutivo explayaremos la evolución y desarrollo de la cerrajería a través del tiempo, así como su definición per se para que aumentes tus conocimientos sobre el tema. Para anticiparte, la cerrajería podemos decir que nació de la necesidad del hombre de proteger sus bienes ante las amenazas externas. Si quieres saber cómo sigue esta historia, entonces sigue leyendo los párrafos siguientes.

 Qué es la cerrajería

Llamarlo oficio o arte es lo de menos, lo cierto es que la cerrajería existe para ayudar a las personas, mediante mecanismos y funcionamientos particulares de cada artefacto que corresponde a esta categoría, asegurar sus bienes, a sí mismos y a su familia de los ladrones o de cualquier otra amenaza posible.

Estrictamente, la cerrajería es una actividad que comprende la instalación, cambio, reparación o confección de cerraduras, cerrojos, candados, llaves, puertas, etcétera. Todo con un único objetivo focalizado en la seguridad de tus bienes preciados.

Historia de la cerrajería

Primeramente, la cerrajería se conocía bajo el nombre de herrería, a raíz de que la forja era la actividad que realizaba la confección de piezas de cerrajería de hoy en día como lo son las cerraduras y los cerrojos, principalmente. Con dichas piezas se lograba proteger óptimamente los hogares, pero con el pasar de los tiempos la avaricia de las personas llevo a que se idearan nuevos métodos de robo y por lo tanto la cerrajería tuvo que evolucionar para sobrevivir y no caer en desuso.

A ciencia cierta aún no se sabe cuándo se originó la cerrajería, sin embargo, es un hecho harto conocido que fue inventada en los países de China y Egipto. Ante los buenos resultados de este oficio, los griegos y los sirios copiaron las maneras, pero mejoraron las formas para hacer de las piezas de cerrajería artefactos de auténtica seguridad máxima.

La palabra cerradura tiene su etimología en la palabra serrare del latín, que significa cerrar. Antes sólo existían dos tipos de cerradura y la única diferencia entre ambos modelos era el material con que estaban hechos: una de madera y otra de hierro. La cerradura de madera era usada por los pobres, mientras que las de hierro por los ricos, por razones obvias.

El sistema de cierre de alta seguridad, para aquel entonces, fue inventado por los romanos con la “vuelta con llave” que ofrecía seguridad de primera y eficacia en la protección.

En la época del desarrollo del pestillo (edad media), los cerrajeros pasaron a ser diseñadores para confeccionar piezas de una alta calidad estética ex profeso para la alcurnia de la época. En consecuencia, la cerrajería pasó a ser otro elemento expositor de las diferencias de las clases sociales.

El crecimiento de la cerrajería llegó hasta nuestros días con los artefactos digitales, pero antes de esto, destaquemos otros inventos relevantes para su tiempo:

  • 1778: Roberto Barron impresionó al mundo con la invención de la cerradura de doble vaso.
  • 1784: José Bramah crea la primera cerradura de seguridad o mejor conocida como cerradura de resorte.
  • 1818: Jeremiah Chubb lanza por vez primera al mercado una cerradura con detector.
  • 1857: James Sargent dio luz a la ignota cerradura de combinación de llave cambiable, que sería inspiración para la creación, en 1873, de la cerradura de tiempo.
  • 1848: Linus Yale confecciona una cerradura nunca antes vista; la cerradura del vaso del perno. Su hijo la mejoraría en 1861
  • 1916: Samuel Segal diseña una “Jemmy prueba” que permitía el accionamiento del sistema de cierre desde el interior.
  • 1921: Harry Soref trae al mundo la primera “Master Lock Company”. En 1924 el mismo Harry mejoraría notablemente los cerrojos.

Importancia de los cerrajeros en la historia

Los cerrajeros, por decirlo de esa forma, son los encargados de proteger los bienes de las personas a través de su oficio. Verbigracia, los cerrajeros de la realeza. Éstos cerrajeros deberían jurar lealtad a los reyes pues a ellos se les encargaba la no menor responsabilidad de asegurar los bienes más valiosos de las reinas y los reyes. Sin embargo, esto tenía sus desventajas pues la mínima equivocación significaba la muerte del cerrajero.

Oficio en la actualidad de los cerrajeros

Con el pasar de las décadas el oficio del cerrajero ha mutado de muchas maneras; en la actualidad un cerrajero es capaz de muchas concernientes a la cerrajería, pero principalmente se le solicita para arreglar averías, cambiar o instalar cerraduras. También pueden hacer lo mismo con las cajas fuertes o todo tipo de puertas y llaves. Algunos suelen especializarse en apertura de toda clase de puertas y otros son doctos en las áreas tecnológicas de la cerrajería.

En definitiva, es un oficio de muy variada aplicación actualmente. Es por eso que los buenos cerrajeros de hoy en día más que profesionales son profesionistas y sus conocimientos van más allá de los que hace muchos años atrás debía tener un cerrajero.